beyond-insite-logo
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Seguridad en obras: ¿qué está en juego?

La seguridad en obras es una cuestión clave en el sector de la construcción. Cada día, miles de trabajadores trabajan en entornos potencialmente peligrosos, expuestos a multitud de riesgos y peligros. Desde la manipulación de herramientas pesadas hasta el uso de productos químicos y el trabajo en altura, las obras de construcción son lugares donde pueden producirse accidentes en cualquier momento, poniendo en peligro la vida y la salud de los trabajadores.

Los riesgos laborales en el sector de la construcción y las obras públicas suponen :

  • 8 millones de jornadas laborales perdidas por accidentes laborales.
  • 379.000 jornadas laborales perdidas en accidentes de trayecto.
  • 1,6 millones de jornadas perdidas por enfermedad (en francia)

La concienciación y la formación de los trabajadores son factores cruciales para prevenir los accidentes en las obras. Concienciar a los trabajadores de los riesgos y formarles en buenas prácticas de seguridad puede reducir significativamente el número de accidentes e incidentes al crear un entorno de trabajo más seguro y saludable.

OPR chantier sécurité chantier

La importancia de la concienciación sobre la seguridad en obras

El objetivo de la formación es proporcionar a los trabajadores las habilidades y conocimientos que necesitan para trabajar con seguridad en una obra. Esto incluye formación en el uso seguro de equipos y herramientas, formación en primeros auxilios y formación en procedimientos de emergencia en caso de accidente. Al invertir en la formación de sus trabajadores, las empresas de construcción no sólo pueden reducir el riesgo de accidentes, sino también mejorar la productividad y la calidad del trabajo.

La importancia de la formación en seguridad en la obra

La sensibilización implica informar a los trabajadores sobre los distintos riesgos a los que pueden estar expuestos en una obra, así como sobre las consecuencias potenciales de estos peligros. Al conocer mejor los riesgos, es más probable que los trabajadores los eviten y adopten un comportamiento seguro a diario.

En la práctica, los trabajadores participan en reuniones de seguridad (1/4h de seguridad, charlas de seguridad, etc.). Al concienciarlos de los riesgos de caídas o de exposición a sustancias nocivas, estarán más dispuestos a utilizar los equipos de protección adecuados y a respetar los procedimientos de seguridad establecidos.

Durante estas reuniones, las soluciones digitales pueden utilizarse para recopilar una serie de datos (asistencia, temas a tratar, EPI, comentarios, etc.). Beyond InSite, con su módulo MyForm y una plantilla de formulario de seguridad, ayuda a todos los responsables (QSE o SPS cuando existan) a preparar, realizar y supervisar la correcta ejecución de estas reuniones.

El uso de equipos de protección

La seguridad en obras es una de las principales preocupaciones de cualquier empresa de construcción u obras públicas. Las obras de construcción son entornos dinámicos y a menudo imprevisibles, en los que los trabajadores están expuestos a multitud de riesgos y peligros. En este contexto, el uso de Equipos de Protección Individual (EPI) y de Equipos de Protección Colectiva (EPC) es de crucial importancia para garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores.

EPC (Equipos de Protección Colectiva)

Los EPC son dispositivos colectivos diseñados para proteger a un grupo de trabajadores o una zona de trabajo contra determinados riesgos. Por ejemplo, las barreras de seguridad pueden delimitar zonas peligrosas, las redes de seguridad pueden evitar caídas desde altura y los sistemas de ventilación pueden controlar la exposición a sustancias nocivas. Instalando EPI adecuados en los lugares de trabajo, las empresas pueden reducir los riesgos para todo su personal y crear un entorno laboral más seguro y protegido.

EPI (Equipos de Protección Individual)

Los EPI son dispositivos individuales diseñados para proteger a los trabajadores contra los riesgos específicos a los que pueden estar expuestos en un lugar de trabajo.

Por ejemplo, los cascos de seguridad protegen la cabeza contra la caída de objetos, las gafas de seguridad protegen los ojos contra el polvo y los residuos, y los arneses de seguridad protegen contra las caídas de altura.

Al proporcionar a los trabajadores el EPI adecuado y asegurarse de que lo llevan correctamente, los empleados están protegidos y las empresas pueden reducir significativamente el riesgo de accidentes y lesiones graves. El formulario modelo de Beyond InSite puede utilizarse para comprobar que todos los trabajadores disponen del equipo adecuado.

Conclusión sobre los equipos de protección

La importancia del EPC y el EPI radica en su capacidad para proteger a los trabajadores de los riesgos inherentes a las obras de construcción. Al invertir en estos dispositivos de seguridad combinados con soluciones digitales, las empresas están demostrando su compromiso con la salud y la seguridad de sus trabajadores, al tiempo que reducen los costes asociados a los accidentes laborales y las interrupciones de la obra. Además, al proporcionar una formación adecuada en el uso y mantenimiento de los EPC y los EPI, las empresas pueden garantizar que sus trabajadores estén bien equipados para afrontar los retos de seguridad en las obras. Las soluciones digitales, por su parte, ayudan a optimizar el tiempo de los responsables de QSE al tiempo que garantizan la correcta aplicación de las políticas de seguridad en los proyectos.

¿Quién es responsable de la seguridad en el lugar de trabajo?

  1. Los empresarios, ya sean empresas de construcción, contratistas generales o propietarios de proyectos, están legalmente obligados a proporcionar un entorno de trabajo seguro a sus empleados. Esto incluye establecer políticas y procedimientos de seguridad, proporcionar equipos de protección individual y colectiva adecuados, y formar y concienciar a los trabajadores sobre los riesgos específicos de la obra. Los empresarios también deben garantizar que se cumplen en todo momento las normas de seguridad y los estándares del sector.
  2. La dirección (directores de QSE o SPS, cuando existan) desempeña un papel crucial en la supervisión diaria de las actividades de la obra. Son responsables de garantizar que el trabajo se realice de forma segura y de conformidad con las políticas y procedimientos de seguridad establecidos. Esto incluye la coordinación de los distintos oficios presentes en la obra, la organización de inspecciones periódicas de seguridad y la resolución de los problemas de seguridad que vayan surgiendo.
  3. Los oficiales (obreros) tienen una responsabilidad individual en materia de seguridad. Deben cumplir las políticas y procedimientos de seguridad establecidos, llevar el equipo de protección individual adecuado, participar activamente en los programas de formación y concienciación sobre seguridad e informar de cualquier peligro o incidente potencial. Los trabajadores también deben seguir las instrucciones de los supervisores y colaborar con sus compañeros para mantener un entorno de trabajo seguro para todos. Las aplicaciones digitales de campo, como Beyond InSite, con el módulo MyCheck, permiten el intercambio de observaciones y la colaboración en total seguridad: es posible notificar un peligro potencial o un incidente como observación.
  4. Otros interlocutores en materia de salud y seguridad (medicina del trabajo, inspección de trabajo, etc.) desempeñan un papel importante en la prevención y la aplicación de los reglamentos y normas de seguridad en las obras. Son responsables de promover las mejores prácticas en materia de seguridad en el lugar de trabajo, inspeccionar las obras e imponer sanciones por incumplimiento de las normas de seguridad.

Conclusión

La seguridad en las obras de construcción es esencial para prevenir accidentes y proteger la salud de los trabajadores. Requiere el compromiso de todos los implicados, desde los empresarios a los trabajadores, pasando por los jefes de obra y otros colaboradores en materia de salud y seguridad. Una concienciación profunda, una formación adecuada y el uso de equipos de protección son las piedras angulares de un entorno de trabajo seguro.

Las soluciones digitales, como Beyond InSite, pueden ayudar a todos los implicados a alcanzar uno de los objetivos cruciales del sector de la construcción: cero accidentes.

Compartir este artículo :